El libro del destino by Brad Meltzer

By Brad Meltzer

Show description

Read or Download El libro del destino PDF

Best literatura y ficcion books

El Paraiso En La Otra Esquina

A century handed among the delivery of flowers Trist? n and the dying of her grandson, the nice painter Paul Gauguin. They by no means met, yet either dreamed, each one of their personal manner, with a greater international. With this novel we get to understand those nice personalities that had comparable features: a powerful stubbornness and a bulletproof decision and motivation.

Obras completas 1975-1985 (Spanish Edition)

Obras completas Vol III: 1975-1985

Luna Nueva (New Moon) (Twilight Saga, Book 2)

Legions of readers entranced through the recent York occasions bestseller Twilight will not be disenchanted by way of this gripping sequel. In New Moon, Stephenie Meyer can provide one other impossible to resist mix of romance and suspense with a supernatural twist. Passionate, riveting, and deeply relocating, this vampire love saga is easily on its method to literary immortality.

El fraude de la Sábana Santa

Un artista anonimo del siglo XIV descubrio los principios de l. a. fotografia y falsifico el sudario de Cristo. Hoy, aquella reliquia ha dado origen a una seudociencia, sustentada por poderosas asociaciones y sectas de todo el mundo. El objeto de sindonologia es probar con argumentos cientificos que Cristo fue Dios.

Additional resources for El libro del destino

Example text

A ti, a mí, al Congreso, al mundo entero nos... —Se inclina hacia adelante y baja la voz—: Nos engañaron, Wes. Nos mintieron. Quiero decir, si ese tío era realmente Boyle... —¡Era él! ¡Yo lo vi! —No estoy diciendo que no lo vieras, Wes. Sólo... —Echa un vistazo alrededor y su tono de voz baja un poco más—: Ésta no es una más de esas historias curiosas que dejan para el final de los informativos. En eso tiene razón. —Sin embargo, no entiendo, ¿por qué la ambulancia del presidente llevaba el tipo de sangre de Boyle?

Boyle cayó de bruces en el momento que comenzó el tiroteo. Ese disparo en el cuello... De ahí el charco de sangre que viste formándose debajo de su cuerpo. Cierro los ojos y me oigo a mí mismo diciendo que metan a Boyle en la limusina. Tengo un trozo de metal en la mejilla. El abejorro sigue zumbando. —Pero si llevaba un chaleco antibalas... —Miro hacia el océano. El sonido de las olas es ensordecedor—. Ellos... ellos lo sabían. Tenían que saberlo. —Wes, quieres dejar de... —Dreidel se interrumpe y baja la voz.

Es muy agradable que hayas decidido reunirte con nosotros —dice una áspera voz femenina mientras toda la habitación se vuelve para mirarme. Cuento rápidamente las cabezas para comprobar si soy el último; dos, tres, cuatro, cinco... —Eres el último —confirma Claudia Pacheco, nuestra jefa de personal, al tiempo que se reclina en su asiento, detrás de su desordenado escritorio de caoba. Claudia tiene el pelo castaño, aunque comienza a agrisarse, recogido en una coleta y labios de fumadora que revelan el origen de su voz ronca—.

Download PDF sample

Rated 4.77 of 5 – based on 27 votes