El angel del espejo by Salarrue

By Salarrue

Show description

Read or Download El angel del espejo PDF

Similar literatura y ficcion books

El Paraiso En La Otra Esquina

A century handed among the delivery of vegetation Trist? n and the dying of her grandson, the good painter Paul Gauguin. They by no means met, yet either dreamed, each one of their personal manner, with a greater international. With this novel we get to grasp those nice personalities that had comparable features: a powerful stubbornness and a bulletproof choice and motivation.

Obras completas 1975-1985 (Spanish Edition)

Obras completas Vol III: 1975-1985

Luna Nueva (New Moon) (Twilight Saga, Book 2)

Legions of readers entranced via the recent York instances bestseller Twilight will not be upset via this gripping sequel. In New Moon, Stephenie Meyer promises one other impossible to resist blend of romance and suspense with a supernatural twist. Passionate, riveting, and deeply relocating, this vampire love saga is definitely on its approach to literary immortality.

El fraude de la Sábana Santa

Un artista anonimo del siglo XIV descubrio los principios de los angeles fotografia y falsifico el sudario de Cristo. Hoy, aquella reliquia ha dado origen a una seudociencia, sustentada por poderosas asociaciones y sectas de todo el mundo. El objeto de sindonologia es probar con argumentos cientificos que Cristo fue Dios.

Extra info for El angel del espejo

Sample text

Hubiera deseado morir ahogado; pero de pronto, y sin darse cuenta, y sin tener que pasar por el desagradable y rutinario programa ideado para estos casos por la Naturaleza. Después se acordó de su flor. La sacó, estrujada y lacia, y su vista acrecentó en alto grado su melancólica felicidad. Se preguntó si ella se compadecería si lo supiera. ¿Lloraría? ¿Querría poder echarle los brazos al cuello y consolarlo? ¿O le volvería fríamente la espalda, como todo el resto de la humanidad? Esta visión le causó tales agonías de delicioso sufrimiento, que la reprodujo una y otra vez en su magín y la volvía a imaginar con nuevos y variados aspectos, hasta dejarla gastada y pelada por el uso.

Cuando vio toda la cerca encalada, y no sólo encalada sino primorosamente reposado con varias manos de lechada, y hasta con una franja de añadidura en el suelo, su asombro no podía expresarse en palabras. -¡Alabado sea Dios! -dijo-. ¡Nunca lo creyera! No se puede negar: sabes trabajar cuando te da por ahí. Y después añadió, aguando el elogio-. Pero te da por ahí rara vez, la verdad sea dicha. Bueno, anda a jugar; pero acuérdate y no tardes una semana en volver, porque te voy a dar una zurra. Tan emocionada estaba por la brillante hazaña de su sobrino, que lo llevó a la despensa, escogió la mejor manzana y se la entregó, juntamente con una edificante disertación sobre el gran valor y el gusto especial que adquieren los dones cuando nos vienen no por pecaminosos medios, sino por nuestro propio virtuoso esfuerzo.

Hubiera dado todo lo del mundo, en aquel momento, porque le hubieran restituido, con la mente recompuesta, aquel muchacho alemán. 52 Y entonces, cuando había muerto toda esperanza, Tom Sawyer se adelantó con nueve vales amarillos, nueve vales rojos y diez azules, y solicitó una Biblia. Fue un rayo cayendo de un cielo despejado. Walters no esperaba una petición semejante, de tal persona, en los próximos diez años. Pero no había que darle vueltas: allí estaban los vales y eran moneda legal. Tom fue elevado en el acto al sitio que ocupaban el juez y los demás elegidos, y la gran noticia fue proclamada desde el estrado.

Download PDF sample

Rated 4.94 of 5 – based on 7 votes