El alma está en el cerebro by Eduardo Punset

By Eduardo Punset

Emociones, principles, temores, deseos? y tantos otros aspectos de nuestra vida dependen de las complejisimas operaciones de nuestro cerebro. Cuando nos interrogamos acerca de nosotros mismos, son muchas las preguntas que surgen: depende el amor de unas meras conexiones neuronales?, se puede manipular el pensamiento de otros?, nos enganan nuestras percepciones? Los interrogantes que suscita el cerebro y su manera de funcionar es infinita. En el siglo XXI el cerebro sigue siendo aun el gran enigma que el hombre intenta desvelar.

Show description

Read or Download El alma está en el cerebro PDF

Similar literatura y ficcion books

El Paraiso En La Otra Esquina

A century handed among the start of plant life Trist? n and the dying of her grandson, the nice painter Paul Gauguin. They by no means met, yet either dreamed, every one of their personal method, with a greater international. With this novel we get to grasp those nice personalities that had comparable features: a magnificent stubbornness and a bulletproof decision and motivation.

Obras completas 1975-1985 (Spanish Edition)

Obras completas Vol III: 1975-1985

Luna Nueva (New Moon) (Twilight Saga, Book 2)

Legions of readers entranced via the recent York occasions bestseller Twilight will not be upset by way of this gripping sequel. In New Moon, Stephenie Meyer offers one other impossible to resist mix of romance and suspense with a supernatural twist. Passionate, riveting, and deeply relocating, this vampire love saga is easily on its strategy to literary immortality.

El fraude de la Sábana Santa

Un artista anonimo del siglo XIV descubrio los principios de los angeles fotografia y falsifico el sudario de Cristo. Hoy, aquella reliquia ha dado origen a una seudociencia, sustentada por poderosas asociaciones y sectas de todo el mundo. El objeto de sindonologia es probar con argumentos cientificos que Cristo fue Dios.

Extra resources for El alma está en el cerebro

Example text

Entonces será capaz de hacer determinadas cosas y de tener soluciones a los problemas que se le planteen. si fueran un robot... como R2-D2 o C3PO en La guerra de las galaxias o algo así. Creen que será como un “robot humano”. Pero no será así». Las máquinas inteligentes tendrán una apariencia muy aburrida y es posible que sean como ordenadores. Pero lo más interesante es que podrán pensar y sentir el mundo. Tampoco tendrán hambre, ni sentirán ningún aprecio por el sexo, ni querrán protegerse a sí mismas, ni tendrán interés en reproducirse.

Estos impulsos forman nuestro modelo del mundo, construido de acuerdo con nuestras experiencias y vivencias previas. Y es precisamente este modelo lo que permite al cerebro hacer predicciones de futuro. Cuando vemos una nariz, nuestro neocórtex predice que por encima de ésta encontraremos dos ojos. Lo sabe porque en su idea de «cara» siempre hay una nariz y dos ojos por encima de ella. No puede predecir si serán unos ojos grandes, pequeños, azules o marrones, pero nuestro neocórtex sabe que habrá dos ojos.

Porque América está ahí. Del mismo modo, si el químico ruso Dimitri Mendeleiev no hubiera descubierto la organización de la tabla en 1869, alguien la habría sacado a la luz tarde o temprano. Oliver Sacks observa los elementos, la materia, los minerales, los gases, desde un punto de vista muy extraño, casi emocionalmente y vinculados estrechamente a la vida humana. Por ejemplo, tiene una colección de lámparas que se iluminan de un modo distinto dependiendo del material de combustión. «Añoro mucho las antiguas luces de gas...

Download PDF sample

Rated 4.07 of 5 – based on 15 votes